Conociendo el arbitraje en las criptomonedas

arbitraje criptmonedas

Dentro de los mercados mundiales, las criptomonedas se consideran como el futuro de la economía y a raíz de las mismas hay incontables técnicas estratégicas empleadas por fondos de inversión, operadores expertos, bancos e instituciones para verse claramente beneficiados con operaciones en monedas digitales; entre estas prácticas estamos con una de las frecuentes y más usada, aunque no por esto exenta de riesgos: el arbitraje en criptomonedas.

La forma eficaz y simple de comprender este término es con un fácil ejemplo:

Antes que nada, piensa que un trader ha comprado 0,1 BTC en el exchange A, a un precio de 9000 € por BTC. En total, la inversión de adquisición del trader es de 900 €. Pero cuando el trader tiene estos 0,1 BTC, este los da a la venta en un exchange B. Solo que, en esta situación, el exchange B tiene un precio de 9500 € por BTC. Esto quiere decir que los 0,1 BTC podrían tener un valor de 950 €, y por la venta triunfadora de los mismos, el trader va a tener una ganancia neta aproximada de 50 €. La misma podría estar representando un 5.56% en relación a la escala de inversión inicial.

Desde ahí, simplemente, tenemos la posibilidad de determinar el arbitraje como el desarrollo de adquirir criptomonedas en una interfaz de trueque a un bajo precio y venderlos en otro mercado con un precio más prominente. En otras expresiones, se adquisición un activo digital donde es más económico y se vende en exchanges donde resulta ser más caro.

Esto es viable, tal como enseñan en cryptoshitcompra.com, debido a que diferentes exchanges tienen por lo general diferentes costos para una misma criptomoneda. Tengamos en cuenta que el valor de las misma es predeterminado por la presión entre la demanda y la oferta de esos que venden monedas y quienes quieren comprarlas. Una puja dinámica que de a poco va impulsando el valor a la baja o alta según sea la situación. Entonces, esta circunstancia de diferencial de costos es utilizada por los traders para conseguir ganancias por sus inversiones por medio del arbitraje.

En este momento, aunque esto puede escucharse fácil, en la costumbre es algo más complejo, dado que mientras los mercados crecen, se regulan y evolucionan, los spreads entre un activo y otro se van reduciendo hasta ser insignificantes. Todavía cuando aún se puede ser productivo con esta estrategia, su ejecución por lo general se restringe a algoritmos y cálculos matemáticos completados por sistemas correspondientes a enormes instituciones. Desde el comienzo de las cotizaciones de Bitcoin y el resto del mercado en los exchange, estas compañías se han esforzado por sostener los spreads muy bajos.

Hoy en día, gracias a la dificultad en la interacción de los traders con los exchanges para buscar oportunidades, varios en la red social cripto han diseñado sistemas y utilidades que posibiliten esta labor, entonces, hay páginas de internet que te aceptan ver oportunidades de arbitraje en diferentes mercados de criptomonedas como Black Bird y Hummingbot, de esta forma como utilidades que te van a permitir hacer operaciones de arbitraje de manera más simple como Executium.

No obstante, todavía y cuando se empleen estas utilidades, los tiempos de transferencia entre los exchanges hacen que el arbitraje se convierta en una lotería gracias a la volatilidad del mercado. Es por este motivo que, muy seguramente, lo de mayor relevancia a tomar en cuenta cuando se intenta practicar el arbitraje es prepararse para algún cosa. El planeta del trading es increíblemente cambiante, y el trading en criptomonedas todavía más; de un instante a otro los costos de las criptomonedas tienen la posibilidad de fluctuar de formas espectaculares. Por esto estar atento a las advertencias del mercado es fundamental para realizar una aceptable estrategia de arbitraje.

Hay que buscar achicar al mínimo el encontronazo de las esperas en el comercio al llevar a cabo arbitraje. Es primordial accionar de manera rápida con el objetivo de explotar algún ocasión que se muestre ya que de eso es dependiente que las operaciones de arbitraje generen ganancias. En caso de hacer operaciones de adquisición o venta a destiempo, el resultado tiene la posibilidad de ser una pérdida de dinero destacable e irreversible.

En este sentido, entender buscar las buenas oportunidades de arbitraje es además sustancial para algún trader. Éstas no van a aparecer por arte de magia frente sus ojos, por el opuesto, hay que estar muy atento a los libros de órdenes de los exchanges con el objetivo de buscar las oportunidades de arbitrajes en ellos. Hablamos de una labor complicada y necesita de tiempo y práctica; una vez se aprenda a controlarla explotar las oportunidades de arbitraje va a ser cosa simple.

No obstante, todo lo mencionado nos transporta a un punto que no debe pasarse por prominente y sucede que, más allá de que el arbitraje suene como una costumbre de las mil maravillas, la cruda situación que se convirtió en una de las fachadas frecuentes para estafadores. En la mayor parte de las situaciones, se usan los extensamente probados esquemas Ponzi, donde los capital de los competidores nuevos se utilizan para abonar a los capitalistas más antiguos.

Otros estafadores utilizan procesos enormemente automatizados y sofisticados. Entre otras cosas, un programa que interactúa con Telegram, un sistema web de chat momentánea muy habitual entre quienes están apasionados en las criptomonedas. Inclusive en las situaciones en los que el plan de criptomoneda es legítimo, los estafadores tienen la posibilidad de manejar su precio en el mercado.

Por todo lo mencionado, en un ámbito como el del mercado de hoy de criptomonedas, los apasionados tienen que tomarse la precaución de investigar en donde se encuentran capitalizando su dinero, quiénes son la gente involucradas y cuál es verdaderamente la estrategia de negocios para crear ganancias (sin defraudar a otras personas).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en nuestra web. política de cookies